Archivo de la etiqueta: piel

Soy Sol

Photo by Laura Del Valle©                    Photo by Laura Del Valle©

(BSO de este microrrelato: Ponte bajo el Sol de Elia y Elizabeth )  

Hay cosas que sabes y otras que no.

Yo, por ejemplo, sé que soy Sol, o al menos, que estoy hecha del mismo.

Está en mis huesos y me lo llevo en la cara, en la piel, allá por dónde voy. El saberlo me calma, me tranquiliza como ninguna otra cosa en el mundo. Si busco Sol y salgo a su encuentro (y lo encuentro) el día se cierra en un círculo perfecto, sin fisuras.

No sé lo que me hace, lo desconozco. Sólo sé que lo soy.

Y saberlo es todo. Más en un mundo donde casi nada es seguro, ni si quiera una misma … Saber algo con tanta seguridad y, sobre todo, sin ningún atisbo de duda, es TODO.

Es la vida misma.

No recuerdo ya quién me dijo una vez que al simplificar se hallan las respuestas, que todo se disipa y se encuentra lo que se busca… Cuando se vive navegando en un mar de dudas, con vientos inestables, saberse Sol la convierte a una en el náufrago más privilegiado de todos: aquel que ya lo tiene Todo.

Y lo sabe.

Señorita Cabeza

Anuncios

Froid II

                    Photo by Laura Del Valle©

 

 

Salir de la cama para ir a trabajar.

El discurso de un rey.

La comida que se merienda.

Una buhardilla casi inhabitada.

La depresión.

El movimiento de las hojas de una planta en el alféizar de la ventana.

Los globos de agua.

El olor de un bar que está a punto de abrir.

Los dos besos de rigor.

Las cajas de latón.

La ausencia de talento.

El río del pueblo de mi padre.

El suelo de la cocina.

Una conversación con alguien a quién se quiso mucho y ya no se quiere.

Unas botellas rotas en el suelo de un callejón.

La lluvia en ese callejón.

Un cuerpo sin vida.

La falta de empatía.

Salir de la cama en plena noche para ir al baño.

El pelo muy muy corto.

Blanco.

El psicoanálisis.

Un sofá de cuero sin estrenar.

Una mirada sin expresión en unos ojos pequeños.

El vaho que se forma en una ventana visto desde dentro.

Los virus.

Las paredes que no son de terciopelo.

Un café con leche media hora después.

La letra “K”

La publicidad.

Napoleón Bonaparte.

Un tobillo subido a un tacón.

La soledad involuntaria.

La piel de una chica noruega.

Las iglesias con derecho a asilo.

La luz de una farola de madrugada.

Gris.

Salir de la cama para escribir.

La relación de un padre con un hijo al que no ha visto crecer.

Una gota de lluvia que se cuela por la nuca.

Los pingüinos.

La revolución Industrial.

La corriente de aire que se forma en una casa cuando se abren todas las ventanas.

El viento del Norte.

El dinero.

La inactividad que presentan las moléculas en la materia.

La luz de las luciérnagas.

El mármol.

Un hielo y un pezón.

Los contestadores automáticos.

Azul.

Los dedos de mis pies y la punta de mi nariz.

Las sillas de metal de una terraza amontonadas fuera de temporada.

Un escalofrío.

La superficialidad.

Un beso sin amor.

Salir de la cama.

Señorita Cabeza


SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Engulletexto y Paladeapalabra

Reseña libre de literatura casual

keepdistance

+ información para + conciencia

Voulere

Pensamientos, literatura, vida, sentimientos

idosoidos.wordpress.com/

INSPIRATAS / INSPIRACIONES EXHALADAS {data en movimiento para planes plantas e planetas}

El lento ahora

La página -más bien- literaria de Luis Tarrafeta

8 Smoking Barrels

No pudimos llamarnos "The Wild Bunch"

LUIS FRANCISCO PÉREZ

Filmmaker - Cineasta - Formador audiovisual

El Humo De La Cabeza

Microrrelatos para Macromentes